martes, 29 de marzo de 2016

Reseña: LOS CANTOS DE MALDOROR de Conde de Lautréamont.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

LOS CANTOS DE MALDOROR de Conde de Lautréamont.

En agosto de 1869 el editor belga Albert Lacroix imprime la primera edición de Los cantos de Maldoror, una obra única e inclasificable, entre la confesión y la poesía en prosa, firmada por un tal Conde de Lautréamont. Pero Lacroix, temeroso de la censura debido a su contenido blasfemo, obsceno y provocador, decide finalmente no distribuirla a librerías. Los ejemplares, costeados por el misterioso Lautréamont –seudónimo inspirado en un personaje de Eugène Sue–, quedaron abandonados en los sótanos de una imprenta. Años después se supo que quien estaba detrás de tan sonoro «nombre de guerra» era Isidore Ducasse, un joven de veintitrés años, hijo de un diplomático francés y nacido en Montevideo, que había muerto de tuberculosis tan solo un año después. 
«Era un joven alto y moreno, imberbe, nervioso, ordenado y trabajador. Sólo escribía de noche, sentado ante su piano. Declamaba, forjaba sus frases, subrayando sus prosopopeyas con acordes» recuerda su primer editor. 
Tuvieron que pasar veinte años hasta que la obra despertó de su letargo y vio finalmente la luz en París en 1890. Redescubierta por el escritor Léon Bloy, y reivindicada después de forma entusiasta por el movimiento surrealista, cuyo líder, André Breton, la consideraba «la expresión de una revelación total que parece sobrepasar las posibilidades humanas»,

Los cantos de Maldoror se ha convertido con el paso del tiempo en una leyenda, en un libro maldito de culto. La obra, un amargo y feroz alegato en contra de la miserable condición humana y de su último responsable, el Creador, comienza con la siguiente advertencia: 
«Plegue al cielo que el lector, enardecido y vuelto momentáneamente feroz como lo que lee, encuentre sin desorientarse su camino abrupto y salvaje a través de las desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas de veneno…»

La presente edición, a cargo de Mauro Armiño, se complementa con las «Poesías» y «Cartas», que conforman la obra completa de Isidore Ducasse.

Me vais a tener que permitir unos instantes para explicaros, antes de nada, por qué no vale la pena perder vuestro tiempo leyendo esta reseña.

Cuando me aventuré a esto de escribir en un blog sobre opinión literaria no le di importancia a los conocimientos sobre literatura universal que poseía, los cuales eran casi nulos. ¿Por qué me iba a molestar en conocer los primeros escritos de los pensadores de la antigua Grecia?¿De qué me iba a servir eso cuando me tocara hablar de la última novela de Stephen King?¿Por qué necesitaría conocer los mayores representantes del surrealismo literario? ¿O las más importantes obras de los siglos pasados?

Nunca pensé que iba a tener ningún problema a la hora de expresar de forma escrita mi opinión sobre una lectura, y eso es porque cuando lo hago me limito a describir las sensaciones y emociones que la obra en cuestión me ha otorgado. Aun así, no todas las reseñas hechas de esta forma son fáciles. Me costó Dios y ayuda expresar en palabras lo que significó para mí la introducción a la literatura bizarra de la mano de Laura Lee Bahr y su FANTASMA. Tampoco fue un paseo de placer digerir la obra de Thomas Ligotti a través de su NOCTUARIO. Éstas, entre otras son pruebas duras tanto a la hora de desarrollar su lectura como de expresar luego la experiencia que ello ha supuesto a un público indeciso.

Y aquí llegamos al motivo de la advertencia de la inutilidad de esta reseña, Navegando por internet, podéis encontrar montones de reseñas de este libro respaldadas por amplias reflexiones, datos aportados de manera casi académica y muchas comparaciones y antecedentes. Yo, sin embargo, no estaba preparado para LOS CANTOS DE MALDOROR ¿Alguien lo está? Por eso, esta opinión se basa única y exclusivamente en la resaca literaria que supone a un lector novato como yo, aventurarse en los escritos de Isidore Ducasse.



Creo que incluso antes de interesarme por la literatura, el nombre de Maldoror ya rondaba mi existencia por una u otra circunstancia. Un murmullo incesante en mi cabeza causado por la multitud de influencias musicales y literarias entre otras que cosecharon con el paso de los años una obra que hasta hace poco me pasó desapercibida. ¿Qué mejor oportunidad para ponerle voz y forma a a ese ente que llevaba persiguiéndome desde hace tanto tiempo que con el número 100 de la colección Gótica del monstruo editorial Valdemar? Así, LOS CANTOS DE MALDOROR es posiblemente el libro del que menos sabía cuando me acerqué a él. Bueno... miento, la verdad es que casi todo lo que escuchaba de el me daba a entender que era preferible mantenerme alejado. Una lectura nada fácil, un precursor del surrealismo, ¡¿Poesía?!. Pero al mismo tiempo tenía un aliciente principal que me convenció para dar portazo a cualquier "pero": La provocación, lo blasfemo, la rabia. La anteposición del sentimiento humano a los designios de Dios convertido en ataque hacia el altísimo, para más tarde lanzarlo hacia la misma raza humana... que resultaron ser pequeñas hojas caídas de un inmenso árbol.

“Plegue al cielo que el lector, enardecido y momentáneamente feroz como lo que lee, halle, sin desorientarse, su abrupto y salvaje sendero por entre las desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas de veneno”

Así es como el Conde de Lautréamont (Isidore Ducasse) comenzó la obra que más tarde fue considerada una de las obras que resucitó la poesía francesa. Una placa invitadora a la entrada de un lugar desconocido que, como la inscripción de la entrada del infierno de Dante ("Abandonad toda esperanza, aquellos que entréis aquí") se encarga de sembrar la duda y el desconcierto en el lector.

LOS CANTOS DE MALDOROR se componen de seis capítulos o cantos, en donde se nos presenta a Maldoror, un "ser" que reniega de su naturaleza humana, creyéndose algo mas que el hombre de Dios que considera apenas una plaga o una enfermedad del alma, en un peregrinaje de desconocido destino donde será testigo de las injusticias y del mal que anida en el mundo. No quedándose ahí, ni limitándose a ser un mero espectador, Maldoror no solo contempla escenas de gran crueldad y sadismo, sino que él mismo es causante de muchas de ellas, dando paso a escenas de una brutalidad inmoral, sensación que se acrecenta al contemplar la pasividad con la que muchas veces comete estos actos desgarradores sin que afloren sentimiento alguno.
Dichos ataques no se limitan únicamente a desgarrar la carne, muchas veces la puñalada va directa al espíritu y a una fe que se tambalea a medida que avanzamos. En estas ocasiones, los ataques se realizan por medio de reflexiones, y bastas metáforas que buscan la burla, pero no exentas de un hálito de rabia (brillante es, por ejemplo la comparativa que hace Ducasse entre la esperanza originada por la religión con las pulgas, e incluso siendo capaz de predecir su extinción).

Por supuesto, toda esta visión es propensa a variar dependiendo de quien la lea, puesto que LOS CANTOS DE MALDOROR invita en todo momento a la libre interpretación de sus pasajes. lo que puede resultar en un aliciente más que complique la ya de por sí lectura, o bien, suponga una pequeña liberación o vía de escape para la comprensión o, al menos el disfrute de cada uno de los cantos.

Porque reitero, estamos hablando de un disfrute que puede no ser accesible para todo el mundo. No solo por su contenido, sino por cómo se nos presenta el mapa del mundo depravado que Ducasse guarda para nosotros. Un mundo donde todo es posible y que, como si de un pasaje de las sagradas escrituras se tratase, se permite todo tipo de elementos fantásticos, como criaturas monstruosas, animales con el don del habla, transformaciones, ángeles, demonios, maldiciones o resurrecciones.

La voz que nos guía en una prosa poética, casi musical (algunos fragmentos poseen incluso cierto estribillo que se repite) nos transporta a un mundo impío, donde la bondad humana ha desaparecido, si es que alguna vez existió, las minorías y librepensadores son tildados de seres deformes y donde Maldoror, a veces con claros tintes autobiográficos del autor, irá conociendo de mano de los personajes y narraciones cercanas a macabras fabulas el lado más oscuro del corazón humano, aquel donde reside su mayor enemigo, el mismísimo Creador, al que retará y condenará en numerosas ocasiones, aunque para ello tenga que manchar sus manos de sangre (cosa que hará con cierto placer).

Lo reconozco, la lectura de LOS CANTOS DE MALDOROR es complicada, confusa, todo lo extraña que debe ser uno de los mayores exponentes del surrealismo, cargada de un orgullo que en ocasiones encuentra el descontento del lector y si, agotadora en algunos momentos. Sin embargo, cuando uno acaba el libro lo hace con satisfacción, con la sensación de que un maestro le ha dado una magistral lección de vida que llena estomago y mente y que, si bien uno es consciente de la rabia que Ducasse quiere despertar en nosotros, también se descubren nuevos matices que nos hacen apreciar bajo otro punto de vista antes desconocido lo que hasta el momento nos pasa desapercibido, entre otros, la individualidad del ser y el amor propio.



La edición que nos regala Valdemar incluye además el primer canto en su versión original escrito en 1868, cuya diferencia con la versión definitiva radica en el uso de nombres propios de personalidades que influyeron de una manera u otra al autor. La relectura de este canto por cierto, supone una nueva revelación al lector, sobretodo para aquel que no ha quedado convencido del todo, y es que a veces mirar atrás, y desandar nuestros pasos para volver a realizar la misma ruta amplía la visión y los puntos de vista, y las palabras pueden incluso volverse más claras y nítidas, como ver a través del agua calma en comparación con las mareas turbulentas entre las que navegamos en nuestra primera experiencia.

También se incluyen POESIAS I y II, dos casi ensayos filosóficos donde esta vez arremete contra la poesía y los grandes autores del pensamiento. Un documento interesante aunque no imprescindible si no se tienen demasiados conocimientos sobre el tema. Sin olvidarnos como curiosidad del añadido de una serie de cartas que ayudan a conocer más sobre la faceta artística de Ducasse, el cual recordemos, falleció un año después del término de la obra.

Sobre la presentación del libro más allá de su contenido (tema del que no suelo hacer hincapié), el termino impecable se queda corto. Ya no solo por los elementos a los que nos tiene acostumbrados la colección Gótica, sino sobretodo por las ilustraciones a todo color a cargo de Santiago Caruso, verdaderas obras de arte que, más que retratar el mundo de Maldoror nos abre una ventana para tener unas vistas de primera categoría. Brillantes lienzos que convencen de que solo Caruso podía plasmar el horror, la inquietud y la oscuridad surrealista que fue incluso influencia primordial para Dalí.

No quiero entrar en polémica sobre el tema que muchos habréis debatido acerca del casual lanzamiento del mismo título en el mismo mes por parte de otra recién nacida editorial, Dilatando Mentes. No deja de ser otra adquisición igual de recomendable (y más económica), con su contenido extra y unas ilustraciones en forma de láminas que disfrutarás si eres de los que le gustaría saber qué hubiera dibujado Hayao Miyazaki si se hubiera dedicado al terror y si no te importa que una larga visualización de su portada te llene de deseos de arrancarte los ojos. Es como si fueras a un museo y te quedaras embobado contemplando una obra de arte. La edición de Dilatando Mentes sería el equivalente a comprar un poster de dicha obra en la tienda de souvenirs...
... mientras que la de Valdemar sería como agarrar el cuadro original y colgarlo en el salón de tu hogar.

Independientemente de las necesidades del lector y de cómo quiere ser atrapado por la prosa maldita de Ducasse, una cosa sí está clara: No todo el mundo está preparado para LOS CANTOS DE MALDOROR, pero leerlo te prepara para casi cualquier cosa.


lunes, 21 de marzo de 2016

Reseña: NO TOCAR de VV.AA.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

 NO TOCAR de VV.AA

Los objetos malditos existierion siempre. En bazares olvidados y tiendas de antiguedades. En mansiones corrompidas por el paso del tiempo. En asilos. En hospitales. En casa de tus abuelos.
Esperando a que alguien se adueñe de ellos y de comienzo la maldición y la pesadilla y el infierno desatado.
Esperando a un incauto confiado.
Esperándote.
Siempre.
Por eso será mejor que no toques este libro. Y de hacerlo será mejor que no lo leas.
Advertido quedas.


Hay una frase de conocimiento bastante popular que, pese a ser usada hasta la extenuación por meapilas lavacerebros de la televisión de pago cristiana (los Nintendos...) en la literatura adquiere un significado más complejo y que atrapa al trasfondo al que se refiere como enormes tentáculos: El mal puede adquirir cualquier forma.

Desde la antigüedad todo tipo de creencias y supersticiones han otorgado a cualquier objeto o bienes materiales de poderes extraordinarios tanto para el bien como ara el mal. A nadie le es desconocido esa creencia popular que otorga buena suerte a herraduras o tréboles de cuatro hojas. Nos ponemos nerviosos al ver huesos o representaciones artísticas de lo desconocido. Esto en la actualidad se ha vuelto tan común que incluso en producciones cinematográficas o literarias, el público termina centrándose en lo que se desencadena que en el desencadenante en sí. ¿Cuantas historias existen sobre el mal uso de la ouija?¿ Por qué el padre Karras la emprende con una pobre niña cuando el eje central de todo el mal que ella sufre como victima esta causada por una figura de un demonio que el pocas luces de un cura desentierra en una excavación? Así, hasta una lista infinita de ejemplos que demuestran que cualquier objeto, sea del tamaño, forma y naturaleza que sea (recordemos que existen películas de terror sobre condones asesinos y tampones alienígenas), puede ser propenso a convertirse en un puñado de desgracias para e que tenga la mala suerte de encontrárselo. Y claro, un tema así pide a gritos que sea transformados en tantos relatos como sea posible, dada su extensa variedad y recursos.

Ahí tenéis BUENO, BONITO... ¡MALDITO! de la editorial la pastilla roja o el ensayo OBJETOS MALDITOS de Javier Arries entre otros, pero bastantes años antes la editorial Saco de Huesos, famosa por su basta colección de antologías (donde destaca la serie CALABAZAS EN EL TRASTERO) reunió a un grupo de escritores para rendir homenaje de forma original, elegante y terrorífica a esos utensilios cotidianos de los que nunca sospecharíamos cuando nuestras vidas empiezan a tornarse bastante peligrosas. 14 relatos. 14 muestras de terror que descubrimos a continuación:

Comenzamos nuestro recorrido por los estantes de esta enigmática tienda con CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE de Jose Ignacio Becerril Polo, en la que el autor no se complica demasiado la vida a la hora de elegir el correspondiente objeto maldito, optando por uno de los más celebres y que tantas a historias ha dado origen. No obstante, le sirve como excusa para crear no uno, sino varios relatos que girarán en torno a una trama principal, bien construida, amena en su mayor parte y extremadamente macabra en algunos puntos, aunque con un desenlace algo rebuscado y no tan impactante como lo que uno espera.

PERDEDOR es la aportación de Jose Francisco Solís, que parte de una idea que seguramente se nos ha pasado por los rincones mas fantasiosos de nuestra mente. Entretenida historia pese a lo terriblemente predecible desde su primera página y, como virtud, que ha sabido plasmar la personalidad necesaria a sus dos únicos protagonistas.

Hay objetos en los que uno nunca pensaría a la hora de introducir una maldición en él u otorgarle poderes fantásticos. Manuel Fernández Aguilera elige este elemento con originalidad en SIN SALIRSE DE LA RAYA. Una originalidad que también se derrama en su relato, el cual empieza como un drama familiar donde la inestabilidad emocional mueve los hilos para terminar convirtiéndose en una pesadilla formada por una sucesión de escenas que surgen cuando el mal es manejado por una mano inocente. Es una pena que el resultado se vea mancillado por una serie de contradicciones argumentales y la falta de más aclaraciones hacia dudas que la historia nos va dejando.

Diana Muñiz puede estar orgullosa de su trabajo en PODRÁ METER SUS SUEÑOS DENTRO. Un relato que parece beber directamente de los episodios que tanto disfrutamos en Historias para no dormir o La Dimensión Desconocida. A medio camino entre el cuento de fantasmas y el revenge tale, la historia invita a acomodarse y disfrutar de lo soez de la situación, que no necesita explicaciones como en el anterior relato, porque el constante desconocimiento de las circunstancias que mueven los hechos son, en este caso, lo que engancha al lector.

Me encanta cuando Virginia Perez de la Puente deja de lado sus fantásticas ideas de fantasía épica por un momento y saca la pluma gamberra. Justo lo que hace en TE DARÍA MI ALMA. Su prosa es en extremo natural, cercana, rayana en ocasiones la comedia y que busca como objetivo no la funcionalidad del objeto maligno en sí, sino el por qué, lo que viene respondido de una manera que tal vez contrasta demasiado con su dramático desenlace... es como la sensación que tendría alguien que, mientras ve una película cómica, matan al perro.

Tras un sugerente título como Y LA PUTA HIZO SONAR LA FLAUTA... POR CASUALIDAD, Carolina Pastor nos trae un relato que a mi personalmente me ha dejado algo frío. La idea es muy buena, eso es innegable, pero da la sensación de que se quiere dar prioridad a un rigor histórico (que para más inri se queda en una visión relativamente superficial) que a la trama en sí. Además, su desenlace resulta absurdo, casi infantil, un final tan básico que cuesta creer que se haya recurrido a el. Aun así, supongo que debido al interés personal que siempre ha despertado en mi el tema central no pierde demasiado valor ni hace perder calidad a la antología en general.

... Cosa que por desgracia si hace LA BRUJULA de Jose Maria Pérez Hernández. En este caso, el problema radica en una falta casi absoluta de personalidad y carácter de sus protagonistas. La trama está bien hilada, algo cogida por los pelos al final pero de resultado aceptable, pero repito, los personajes que por él circulan parecen autómatas guiñoles que siguen un guión apenas memorizado.

PERCHA BURLONA de Roberto Malo más que un relato corto es un scketch que fácilmente podría resumirse en una tira cómica de media docena de viñetas. Y es que es innegable que la historia tiene su punto de comedia y su prosa mantiene ciertas reticencias al teatro. Un texto muy corto para sacarte una leve sonrisa en una colección de relatos cuya impresión inicial es que, a medida que avanzamos, la calidad decae.

Sensación que parece reforzarse al leer LA LLAMADA DEL MAL de Luis Ager Alcaraz, un intento de narrar un cuento de terror con tintes góticos que se queda en eso: un intento. Elegante escritura que se ve perjudicada por la falta de sorpresa y lo común de la trama, amén de personajes bastante vacíos donde ni el protagonista se libra del desprecio o al menos de la indiferencia. Una pena, pues el elemento escogido como detonante de la acción podría dar  mucho juego, y sin embargo parece que se ha preferido optar por la vía fácil.

Carlos L. Hernando nos trae EL SECRETO DEL ABUELO, un relato de esos en los que uno no sabe si halagarlo u odiarlo. Odiarlo sobretodo porque el tema (común pero nunca caduco) y el desarrollo son tan interesantes que lo que más perjudica al resultado final es precisamente su formato corto, habiendo sido una novela entera lo más adecuado para contar esta muestra de carnicería, maldad y humor negro. Hará las delicias de todo aficionado a Sam Raimi y el cine de terror de serie B.

EN OTRA VIDA de Sergio Macias opta por maldecir un objeto ya de por si peligroso en su naturaleza más básica y lo dota de cierto ¿Poder?. Realmente cuando uno se para a pensarlo se da cuenta de lo estúpido de la situación. ¿Que puedes matar gente sin levantar sospechas? lo dudo... Cualquiera se da cuenta ante un texto poco meditado que recuerda demasiado a la idea principal de la obra Little Shop of Horror, pero sin pizca de gracia. Aunque admito que su final es atrevido y adecuado.

El relato de Fernando Lafuente Clavero, EL HEDONISTA, posee una gran virtud, y es la de escoger uno de los objetos más peligrosos, influyentes y que de mejor manera puede manipular la mente del ser humano en la actualidad, lo que se ve reflejado en una historia que mantiene una constante intriga que convence al lector de lo terriblemente mal que pueden acabar las cosas. Lamentablemente todas esas emociones se van por el retrete en una conclusión que pasa del desconcierto a la risa, y de ahí al cabreo por cargarse de esa manera algo que estaba recuperando la calidad en NO TOCAR.

He leído bastantes relatos de Ana Morán ((PER)VERSIONES, EPIC...) los suficientes para poder asegurar que de todos ellos, ANGEL OSCURO es lo peor que ha escrito. Una supuesta historia sobre la obsesión que termina convirtiéndose en la versión porno del relato de terror fosco, cargado de clichés demasiado manoseados y escenas que rozan lo paródico (esa finalización de cierto ritual parece sacado del hentai más surrealista). Seguro que me equivoco, pero uno termina con la sensación de que el relato se ha escrito sin ninguna gana, sobretodo si lo comparamos como dije anteriormente, con otros relatos de la misma autora.

Uno de los platos fuertes parece esconderse al final de la antología. QUIERO SER de Juan José Hidalgo Díaz es una especie de revisión a modo de moderno Pinocho cuyo objetivo es apuñalar el corazón del lector con su monologo y su historia, un más que agradable cuento a medio camino entre lo macabro y lo tierno, si salvamos un error que hace rechinar los dientes como solo lo haría el conjugar tres veces el verbo emerger en un mismo párrafo de seis líneas.

Y esto es NO TOCAR. Una colección de relatos de calidad bastante variable, que parece que va decayendo a medida que avanzamos, pese a algún que otro golpe de originalidad por parte de algunos autores. No obstante, estamos ante un título muy recomendado para pasar un buen rato siempre y cuando se dejen las exigencias de lado.

martes, 15 de marzo de 2016

CICLO MUNDODISCO de Terry Pratchett II: LA LUZ FANTÁSTICA.





Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

LA LUZ FANTÁSTICA de Terry Pratchett.

Un nuevo día, sereno y apacible, empieza en Mundo Disco. Como es habitual, la gran tortuga navega por el éter entregada a reflexiones inescrutables, sosteniendo en su caparazón a los cuatro elefantes sobre los que descansa el mundo. Sin embargo, se avecina una inexorable colisión con una malévola estrella roja, y sólo una persona puede poner remedio al inminente desastre: Rincewind, el inepto y cobarde hechicero. Por desgracia, Rincewind fue visto por última vez cuando caía por el borde del mundo...


Imaginó cómo se sentiría un zorro enfrentado a un rebaño de ovejas furiosas.

Unas ovejas que, además, podían contratar a lobos


La aparición en el mundo de la literatura fantástica de EL COLOR DE MAGIA supuso para mucha gente la creación de un nuevo afluente en el río de la magia, una flecha de madera en el camino que indica una nueva ruta a seguir para aquellos que no tenían suficiente con explorar la Tierra Media de Tolkien o los mundos de Krynn de Dragonlance.
No faltaría seguramente quien estuviera convencido de que un título tan hilarante, poco común y lleno de imaginación habría secado de ideas la mente de un escritor no tan conocido por aquel entonces como Terry Pratchett...

... Los mismos que 3 años después, en 1986 se echarían las manos a la cabeza tras leer LA LUZ FANTÁSTICA y darse cuenta de que el primer episodio de la saga no era más que un calentamiento, una brisa de aire en comparación con el huracán que estaba de camino.

EL COLOR DE LA MAGIA, además de la primera entrega del Mundodisco, es la única novela de la colección que no es autoconclusiva. dejándote en la última página literalmente al borde del abismo. Este título retoma la historia en el momento exacto donde lo dejamos, solucionando el callejón sin salida en el que se encontraban los protagonistas de una manera tan ingeniosa y lógica que lo extraño era que no se nos ocurriera a nadie durante la lectura del primer tomo.
Es a partir de ahí cuando retomaremos  el sinfín de aventuras y situaciones extravagantes de siempre, pero con una diferencia primordial. Si en EL COLOR DE LA MAGIA el único objetivo era la supervivencia, ahora tenemos una trama que funciona como eje principal que mueve la historia: Una misteriosa estrella roja que parece acercarse por momentos al Mundodisco y cuyo significado aparentemente solo es conocido por Rincewind, el mago con peor suerte de su especie (o mejor, según se mire).

Encontramos entonces aquí una narración más madura que la de su antecesor, que no recurre tanto al factor casual o al humor absurdo para saltar los baches que van presentándose por el camino, aunque sin abandonarlo del todo, claro. la comedia es más afilada, satírica y llena de ironía, dominando secuencias cómicas que no solo mantienen a sonrisa del lector y alguna que otra carcajada, sino que aprieta los lazos ya familiares que nos unen a los protagonistas.

Protagonistas entre os que destacan el mencionado Rincewind, Dosflores y la mala bestia hija de su madre que es el Equipaje, ademas de conocer a mas miembros del gremio de magos, sus costumbres y, llamémoslo así, las ventajas de tener la magia de su lado. También hará acto de presencia uno de los personajes mas emblemáticos y significativos de todo el Mundodisco. ¿Quién no conoce las hazañas de Cohen el Barbaro? Una manera que tiene Sir Pratchett de rendir homenaje a las viejas glorias de los relatos de espada y brujería y que encantará a los seguidores del género.

Y siguiendo el ejemplo de guía rápida de turismo por el disco que comenzó en el primer libro, en LA LUZ FANTÁSTICA conoceremos nuevos y vistosos lugares. Mención especial tiene la emblemática Universidad Invisible, hogar de los magos de Ankh-Morpork y al que llegará un momento que consideraremos nuestro segundo hogar en la ciudad. Conoceremos más sobre las mencionadas Dimensiones Mazmorra e incluso visitaremos el hogar de la Muerte, tan poco común e imprevisible como todo lo que rodea el fantástico mundo de Terry Pratchett.

LA LUZ FANTÁSTICA es una lectura indispensable para el que busca acción, aventuras, reírse de la vida y situaciones de hoy y siempre que han hecho de la fantasía lo que es en la actualidad, convirtiendo la parodia en el mejor homenaje que el género puede tener.

Por cierto, existe una adaptación televisiva que junta las dos primeras novelas, una versión que obviamente no alcanza ni de lejos la majestuosidad de los libros pero que no deja de ser un documento de interesante visualización y cuyo reparto no desmerece en absoluto, con actores como Tim Curry, Jeremy Irons, Sean Austin, David Bradley o el mismísimo Christopher Lee poniendole voz a la Muerte. Además, ¿Quien no desea ver al detalle las calles de la ciudad mas importante de Mundodisco o dejar de imaginar el divertido trote del Equipaje y verlo hecho realidad?


También disponible:

Capítulo I: EL COLOR DE LA MAGIA. 

domingo, 13 de marzo de 2016

Reseña: ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA de Ignacio Cid Hermoso



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA de Ignacio Cid Hermoso

Una vida en soledad, una vida imaginada a través de las ventanas, con amor de pago, ficticio, y vasos de zumo de naranja a medio beber. A través de una de esas ventanas, nuestro antihéroe se enamora de una mujer, a la que mira desde el otro lado de la calle, inventándose un nombre para ella, una vida para los dos y mil maneras de hacerle el amor a oscuras. Todo ese deseo, sin embargo, no tarda en desembocar en tragedia: desde la seguridad de su casa, es testigo de un violento asesinato.

La trama de esta novela amarrada a la perversión del voyeurismo se empapa del misterio de la novela negra, la paranoia y el erotismo, dando lugar a una intensa obra sobre el amor, el sexo, la violencia y la soledad.

Hay escritores que presumen de escribir fantasía inventándose personajes memorables y escenas épicas llenas de acción y romance, lenguas antiguas propias creadas de cero, mapas de nuevas tierras llenas de pintorescos paisajes e incluso sistemas gubernamentales y sociedades que beben mucho de la historia real.
Por los mismos motivos alardean los que optaron por escribir ciencia ficción. En este caso, no dudan en sacar pecho cuando algún seguidor menciona el basto conocimiento de estos sobre ciencia, tecnología o astrología.
Algunos escritores de terror se van a la cama con una sonrisa sabiendo que sus historias van a privar del sueño a muchos de sus lectores.

Sin embargo, pocos autores son los recordados por escribir sobre algo tan conocido y a la vez inexplorado como es el alma humana y la mente individual o colectiva. Y es que el alma es un lugar infinitamente mas grande que todos los mapas juntos que acompañan a las novelas de fantasía, y está habitado por criaturas increíbles cuyas formas solo la imaginación conoce sus limites. Un lugar donde es posible la mayor historia de amor de todos los tiempos y donde no hay problemas para imaginar los actos más crueles que el hombre pueda paladear sin vomitar en el intento.
El alma es, en definitiva, un mundo donde lo normal es perderse. Por suerte autores como Ignacio Cid Hermoso parecen equipados con una brújula para guiar sus pasos.

Nos asustó con TEXTURAS DEL MIEDO, nos confundió con su mezcla de belleza y suciedad en EL OSITO COCHAMBRE, Jugó como quiso con nuestros sentimientos en NUDOS DE CEREZA y GESPENST y desnudó su alma en GROTESQUE... y cuando creía que no podía hacerte mas daño, que solo le quedarían balas de fogueo y derechazos de cansados levantamientos de brazos, va ahora y nos aplasta los sentidos con ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA.

Si como digo, con su anterior novela Ignacio desnudó su alma y nos mostró los sentimientos que con más recelo esconde, ahora, con su nuevo novela, es él el que desgarra las vestiduras de las nuestras y las expone para su juicio y sentencia, haciendo que nosotros mismos seamos testigos ignorantes de que lo que a veces tenemos como sentimientos personales, al final no lo son tanto.

Cuando uno tiene ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA en las manos no puede dudar que esta ante eso que comunmente se definiría como novela. Tiene su inicio, su nudo y su desenlace, su atípico romance, su toque de thriller de personaje vengativo, pero entre lineas uno intuye que hay algo más. Estamos ante uno de esos libros que creo que alguna vez ya definí como "autodestructivos", una especie de antítesis de los odiosos libros de autoayuda que, en lugar de mostrar un mundo ficticio donde cualquiera puede ser feliz si se lo propone o, dicho de otro modo, taparte los ojos con una venda, la obra de Ignacio te la arranca y explora no solo en un paisaje realista y duro como es el mundo que contemplamos tras la ventana, sino los sentimientos que este hace aflorar en un peón de la sociedad, esa persona que, cuando te cruzas con él en la calle no te molestas en mirarla a los ojos, ni siquiera a girarte. Un cualquiera, vamos.
Es enorme la importancia que este título da al individualismo, repeliendo la idea del héroe contemporáneo que muchos entendemos. El protagonista ni siquiera es policía o detective. No tiene poderes especiales ni la clave para salvar el mundo. Es un montador de piezas mecánicas, un trabajo tan normal como el tuyo o el mío. Pero lo mas importante son los cimientos de su mente, hechos del mismo material que los tuyos y los míos.

Así es. una vez la novela te ha amenazado en un callejón oscuro los primeros golpes los recibes en forma de realismo verídico, de análisis moral autoinflingido donde resulta hasta desconcertante que en muy pocas páginas cualquiera se vea atado a la vida de su protagonista, del cual por cierto nunca conoceremos el nombre, lo que ayuda más si cabe a sentir en nuestra propia piel cada pensamiento y circunstancia que leemos.

Las situaciones, el día a día, los parajes exteriores, interiores y emocionales son el eje central de la historia. La obsesión, rozando la locura, el miedo a lo desconocido y a la vez constante en nuestras vidas y la desesperación de tocar fondo son los engranajes que mueven una maquinaria que forman un efecto dominó de corto recorrido pero de aplastante resultado, Tanto, que uno se mira al espejo tras la experiencia y se ve con nuevos ojos. sabiendo que esos retazos de pensamiento que creíamos censurables o peligrosos no son tan poco comunes ni tan personales. que las vías de escape que usa la mente en un mundo dominado por la rutina son algo que cualquiera puede experimentar, practicar y perfeccionar, y a veces de maneras en exceso similares a las propias.
Esos viajes en metro, ese inventarse la vida de las caras que ves todos los días de camino al trabajo. Esa chica o chico del que no puedes apartar la mirada en una especie de romance fingido, de sentirse cómplice de sus secretos y vigilante de su mirada baja. Elementos rutinarios que tras leer una novela como ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA, se vuelven menos íntimos, te desnudan e alma y te hace preguntarte "Entonces, ¿Los demás hacen lo mismo?"

Una novela, un libro de reflexión, un ensayo improvisado sobre ver moverse el segundero de la vida. ¿Algo más? Si. Sus poco más de cien páginas ocultan, solo para los menos observadores una maravillosa carta de amor. Puede que este sea el romance más atípico que haya tenido el placer de leer, una historia de amor dominada por el voyeurismo, las fantasías sexuales y la infidelidad, pero si nos dejamos llevar por la locura de su protagonista, se nos rompe el corazón al encontrar a alguien capaz de plasmar en palabras sentimientos que creíamos que carecían de ellas. Y no solo estamos hablando de un amor hacia otra persona, sino una declaración hacia los deseos imposibles o no correspondidos, al conformismo, a la soledad, un canto de sirena que busca abrazarse a las redes y arpones del pescador.

Se suele decir cada vez que un autor publica una nueva novela que es la mas personal de las que ha escrito. Todas y cada una de las obras de Ignacio Cid Hermoso rebosan personalidad, sus miedos, angustias o deseos. ¿Autobiografía oculta entre lineas? Quién sabe, a mi no me extrañaría en absoluto. Sin embargo este autor aparte de construir sus historias con fragmentos de su propio ser, busca y consigue lo realmente difícil, el nexo con el lector. La sensación de que se le está hablando directamente a él, de que el libro ha sido escrito y dedicado únicamente a su persona. Tal es el sentimiento de compromiso, de compartir las alegrías y, en su mayor parte, penas de ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA, porque la novela estará escrita con su mente, pero sus calles están decoradas con los huesos de todos nosotros.

Poco se puede decir de la prosa. Nacho es de los que escriben con bisturí en vez de pluma y usa almas en vez de papel, buscando la ruta fácil hacia el corazón del lector, la misma que usaría una flecha afilada o el amor no correspondido. Quizá esta sea su obra más poética, donde las metáforas y simbolismos toman el control, pero no por ello es de lectura complicada, al contrario, uno sabe desde el primer momento a lo que se está refiriendo el autor en esa mezcla de narración directa, sin piedad e incluso obscena y a la vez capaz de hacer brotar bellas flores del pecho de un cadáver putrefacto.

Un consejo, ya el último por hoy: Lee ANOCHE, MIENTRAS TE OBSERVABA de Ignacio Cid Hermoso, no para descubrir al autor si aún no lo conoces, sino para descubrirte a ti mismo. Esto no es un libro, es un espejo que en vez de distorsionar la imagen la vuelve más clara y a la par más cruel que nunca. ¿Y luego? Leedlo otra vez.

jueves, 10 de marzo de 2016

Reseñas: Por Título

Aquí tenéis una lista de las reseñas publicadas en el blog por orden alfabético según el título del libro. La lista se irá actualizando conforme se vayan agregando reseñas.

A
A Ciegas - Josh Malerman
A Todo Vapor - Terry Pratchett
Absurdario - Darío Vilas
Ácronos. Antología Steampunk Vol.2 - VV.AA.
Ahora Intenta Dormir - Emilio Bueso
Alicia - Miguel Aguerralde
Alma - Carlos Sisí
Al Acecho - Jack Ketchum
Al Otro Lado del Cristal - Juan Manuel Peñate Rodríguez
Alcasseriana - VV.AA.
All You Need is Kill - Hiroshi Sakurazaka
American Gods - Neil Gaiman
Anatomía de las Casas Encantadas - Ivan Mourin
Ángeles Robados - Shaun Hutson
Anoche, mientras te observaba - Ignacio Cid Hermoso
Antes de que los cuelguen - Joe Abercrombie
Apocalipsis Island: Batalla Final - Vicente García
Apocalipsis Island: El Centro Comercial - Vicente García
Apocalipsis Island: Mexico - Antonio Malpica
Arañas de Marte - Guillem López
Arkham - VV.AA
Armada - Ernest Cline
Avenida de la Luz - María Zaragoza

B
Baltimore o el valien... - Christopher Golden y Mike Mignola
Bastards Movies. Reseñas destructivas de Cine... - VV.AA.
Bautismo de Fuego - Andrzej Sapkowski
Berserk - Tim Lebbon
Bienvenidos al Bizarro - VV.AA.
Bitácula - Héctor Cruz Benaque
Bola Trece - Korvec
Breaking Bad - VV.AA.
Buenos Presagios - Terry Pratchett y Neil Gaiman

C
Cabeza de Ciervo - Francisco Miguel Espinosa
Candy City - Alberto López Aroca
Cara de Muerto - Luis Guallar
Carta de Suicidio - Sirkka Ports
Carter & Lovecraft - Jonathan L. Howard
Cazador de Mentiras - Davíd Jasso y Santiago Eximeno
Cazador de Ratas - Especial Bolsilibros
Cenital - Emilio Bueso
Cerbero Editorial - Especial Bolsilibros
Cinco Tumbas sin Lápida - Tony Jiménez
Challenger - Guillem López
Chelston House - Laura Falcó Lara
Cianuro y Chocolate - Fayna Bethencourt
Ciencia Ficción. Guía de Lectura - Miquel Barceló
Ciudad Humana 2: Caos - Carlos J. Lluch
Ciudad Humana 3: Guerra - Carlos J. Lluch
Ciudad Revientacráneos - Jeremy Robert Johnson
Clementine - Cherie Priest
Conociendo a Cthulhu - Rachel Gray
Coleccionable de Tragedias - Liss Evermore
Creaturas - VV.AA.
Croatoan - Jose Carlos Somoza
Cuerpos Descosidos - Javier Quevedo Puchal
Cuerpos. Las Otras Vidas del Cadáver - Erica Couto-Ferreira

D
Dark Water - Koji Suzuki
De Las Ciudades Vuestras Tumbas - Víctor Conde
De Madrid al Zielo - Alfonso Zamora Llorente
De Madrid al Zielo 2: Última Batalla - Alfonso Zamora Llorente
De Madrid al Zielo 3: Resistencia - Alfonso Zamora Llorente
De Sombras y Bestias - Mariela González y Daniel Matas
Diástole - Emilio Bueso
Dioses y Corderos - Manuel Amaro Parrado
Disforia - David Jasso
Distancia de Rescate - Samantha Schweblin

E
Elantris - Brandon Sanderson
El Adversario y Otros Relatos - David García de Bustamante
El Brillo de las Luciérnagas - Paul Pen
El Caballero de los Siete Reinos - George R. R. Martin
El Castillo Ambulante - Diana Wynne Jones
El Cementerio de Barcos - Paolo Bacigalupi
El Círculo del Lobo - Antonio Calzado
El Códice de las Brujas - Víctor Conde
El Color de la Magia - Terry Pratchett
El Constructor de Árboles - Chris Howard
El Cuarto Jinete: Destrucción Masiva - Víctor Blázquez
El Devorador - Lorenza Ghinelli
El Diario Oscuro - Karol Scandiu
El Dios Asesinado en el Servicio de Caballeros - Sergio S. Morán
El Evangelio según Loki - Joanne M. Harris
El Factor Sobrenatural - Edgar Cantero
El Fin de los Días - Adam Nevill
El Futuro Será Mejor Mañana - David Rodríguez Cordón
El Hijo del Mississippi - Juan de Dios Garduño
El Hombre Eterno y Otros 11 Relatos - David J. Skinner
El Hombre Spam - Talbot Torrance
El Huerto del Espantapájaros - Allan J. Arcal
El Manjar Inmundo - Javier Quevedo Puchal
El Mar de Hierro - China Miéville
El Marciano - Andy Weir
El Monstruo en Mí - José Ignacio Becerril Polo
El Niño Pájaro - Juan Manuel Peñate
El Nño que Quería ser un Goonie - Víctor Blázquez
El Legado de Christie - Del Portal, Rozas y Juapi
El Libro de Ivo - Juan Cuadra Pérez
El Libro de Sombra - Juan Cuadra Pérez
El Libro Sin Nombre - Anónimo
El Olor de las Hojas Muertas . Sergio Moreno
El Paseo Infinito - Daniel Higiénico
El Placer según Mateo - Alberto López Aroca
El Problema de los Tres Cuerpos - Cixin Liu
El Rey Trasgo - Alberto Morán Roa
El Rito - Laird Barron
El Señor de las Moscas - William Golding
El Sueño Inefable - David Arrabal Carrión
El Suicida Impertinente - Juan Luis Marín
El Tiempo como Enemigo - Darío Vilas
El Torreón de Muñecas - Guillermo Tato
El Último Argumento de los Reyes - Joe Abercrombie
En Costas Extrañas - Tim Powers
En los Albores del Miedo - VV.AA.
Entre las Cenizas - Manuel Miyares
Epic - VV.AA
Esta Noche Arderá el Cielo - Emilio Bueso
Esta Noche Conectaremos con el Infierno - VV.AA.
Estados Unidos de Japón - Peter Tieryas
España: Guerra Zombie - Jaime Noguera
Experimental Film - Gemma Files
Extraños Eones - Emilio Bueso

F
Family Nightmares - VV.AA.
Fantasma - Laura Lee Bahr
Fantasmagoria - VV.AA.
Fenómenos Extraños - Javier trescuadras
Filos Mortales - Joe Abercrombie
Fractura - Dioni Arroyo
Frankenstein. Diseccionando el Mito - VV.AA.
Fuego - Joe Hill
Fuenlabrada Steampunk - VV.AA.

G


Gasmasque nº 0 - VV.AA.
Gente Muerta - J. G. Mesa
Gespenst - Ignacio Cid Hermoso
Girando en Simetría - VV.AA.
Grotesque - Ignacio Cid Hermoso
¡Guardias!¡Guardias! - Terry Pratchett

H

Here´s Johnny! Las Pesadillas de Stephen King - Tony Jimenez
Hijo de un Dios Caníbal - Juan Alcudia
Historias del Camino - Mariela González
Homo Tenuis - Francisco Jota Pérez
Horror Vacui - Javier Castañeda
Horrorstör - Grady Hendrix

I
Idyll - Elio Quiroga
Infeczion - Koldo Garragorri
Ignota - VV.AA.
Infernorama - Francisco Miguel Espinosa y Ángel Luis Sucasas
Infierno nevado - Ismael Matínez Biurrun
Invasiones - Ismael Martínez Biurrun
Isla de Sirenas - Norberto Luis Romero
It (Eso) - Stephen King

J
K


L
La Casa de Arenas Movedizas - Carlton Mellick III
La Casa de la Muerte - Sarah Pinborough
La Chica que Amaba a Tom Gordon - Stephen King
La Ciudad Silenciosa - Jose Luis Caballero
La Conspiración del Rey Muerto - Alberto M. Caliani
La Corte de los Espejos - Concepción Perea
La Devoción del Sospechoso X - Keigo Higashino
La Expedición - Stephen King
La Fortaleza - F. Paul Wilson
La Fuente de las Tinieblas - Aitor Solar
La Hamburguesa Humana - Ricard Millás
La Historia Interminable - Michael Ende
La Iglesia - Alberto M. Caliani
La Joven Ahogada - Caitlín R. Kiernan
La Mejor Venganza - Joe Abercrombie
La Música del Silencio - Patrick Rothfuss
La Larga Marcha - Stephen King
La Luz Fantástica - Terry Pratchett
La Piel Fría - Albert Sánchez Piñol
La Polilla en la Casa del Humo - Guillem López
La Princesa Prometida - William Goldman
La Quinta Estación - N. K. Jemisin
La Sangre de los Elfos - Andrzej Sapkowski
La Torre Oscura I. El Pistolero - Stephen King
La Última Habitación - Carlos Navas
La Última Ronda - Antonio S. Vázquez
La Vieja Guardia - John Scalzi
La Voz de las Espadas - Joe Abercrombie
Lado Extraño - J. E. Álamo
Laberintos - Manuel Osuna
Laguna Negra - Pablo García Naranjo
Las Cosas que Perdimos en el Fuego -  Mariana Enríquez
Las Guerras del Código - Juan Manuel Sánchez Villoldo
Las Horas Perdidas - Víctor Blázquez
León González, Anticristo - Manuel Amaro Parrado
Libros de Sangre - Clive Barker
Libros de Sangre Vol. II - Clive Barker
Lo Grotesco - Santiago Eximeno
Lo que dicen los dioses - Alberto Ávila Salazar
Lo Que Ves Cuando Cierras Los Ojos -David Jasso
Los Caminantes: Aeternum - Carlos Sisí
Los Cantos de Maldoror - Conde de Lautréamont
Los Gigantes Dormidos - Sylvain Neuvel
Los Héroes - Joe Abercrombie
Los Que Sueñan - Elio Quiroga
Los Nuevos Mitos de Cthulhu - VV.AA.
Los Últimos - Juan Carlos Márquez
Lovecraft. Mitos de Fuenlabrada - VV.AA.
Lucifer 113 - Jonathan Maberry
Luna. Luna Nueva - Ian McDonald
Lycaon - Guillermo Tato

M
Mal de Mares - Alberto Bermúdez
Mala Sangre - Carmen Moreno
Maldita Nostalgia - Juan Luis Marín
Malditas Bastardas - VV.AA.
Manual de Supervivencia para Cinéfagos - VV.AA.
Mañana es Halloween - Israel Moreno
Masters del Multiverso - Sergi Escolano
Media Guerra - Joe Abercrombie
Me Vestiré de Media Noche - Terry Pratchett
Medio Mundo - Joe Abercrombie
Medio Rey - Joe Abercrombie
Melanie - M. R. Carey
Mierda. Antología de Relatos Escatológicos - VV.AA.
Momias y Embalsamados - VV.AA.
Monstruos del Mar - VV.AA.
Montaña Rusa - Fernando López Guisado
Mort - Terry Pratchett
Muerte y Vida de Bobby Z - Don Winslow

Nos Mienten - Eduardo Vaquerizo
NOS4A2 - Joe Hill
Nudos de Cereza - Ignacio Cid Hermoso

O
Otros Reinos - Richard Matherson

P
Pacto al Filo de Medianoche - Víctor Blázquez
Panteón - Carlos Sisí
Península Z - Javier Lacomba Tamarit
Perillán - Terry Pratchett
Pesadilla a Veinte Mil Pies y Otros Relatos Espeluznantes - Richard Matheson
Piezas Desequilibradas - Darío Vilas
Postales Desde el Fin del Mundo - VV.AA.
Promesas de que Algún Día - Javier Martos
Pronto será de Noche - Jesús Cañadas
Proyecto Exitium - Fernando Cabeza
Psychobase: 333 Asesinos de Cine - VV.AA.

Q


R
Rabia - Stephen King
Rechicero - Terry Pratchett
Relatos Insólitos - VV.AA.
Relicario para Insomnes - Jose Luis Cantos
Renegado - J.L.F. Caronte
Rennaisance. La Caída de los Hombres - J. J. Lucas
Reyes de Aire y Agua - Jesús Fernández Lozano
Ritos Iguales - Terry Pratchett
Róndola - Sofia Rhei
Rottenmeier - Roberto Carrasco

S
Sangre Berserker - Víctor Conde
Sangre Fria - Claudio Cerdán
Snuff - Terry Pratchett
Solos - Álvaro Fuentes
Soy Leyenda - Richard Matherson
Spanish Zombies: Génesis - Seve González
Stalker. Pícnic Extraterrestre - Arkadi y Boris Strugatski
Sueños de Piedra - Selene M. Pascual e Iria G. Parente
Sueños y Sombras - C. Robert Cargill
Sucesos Extraños - VV.AA.

T
The Walking Dead: Woodbury - Robert Kirkman y Jay Bonansinga
Telarañas - José Luis Campos
Tenebrae. Antología Fosca de Sevilla Escribe - VV.AA.
Terror en el Espacio - VV.AA.
Tiempo de Héroes. La venganza de Pekinp - J. G. Mesa
Tiempo de OdioAndrzej Sapkowski
Tierras Rojas - Joe Abercrombie
Tom Z. Stone. All You Need Is Love - J. E. Álamo
Tom Z. Stone. Imagine - J. E. Álamo
Tom Z. Stone. Let it Be - J. E. Álamo
Tormenta Sangrienta - Tony Jiménez
Transcrepuscular - Emilio Bueso
Tres Enanos y Pico - Ángel Sanchidrián
U
Un Bebé - Rafael Fernández Ezcritor
Un Minuto Antes de la Oscuridad - Ismael Martinez Biurrun
Un Monstruo Viene a Verme - Patrick Ness
Un Mundo Peor - Claudio Cerdán
Una de Vampiros - Matín Piñol
Una Hamburguesa para Cenar - Javier Martos
Una Utopía, Por Favor - VV.AA.
Ultima Parada: La casa de Muñecas - Miguel Aguerralde

V
Vampiralia - VV.AA.
¡Vendrán de las Nubes! - Rodríguez Vázquez
Verano de Miedo - Carlos Molinero
Vidas Mías - Enrique García Ballesteros
Vienen a por Ti - Marta Junquera
Vienen Cuando Hace Frío - Carlos Sisí
Violeta en el Jardín de Fuego - Alicia Sánchez Martínez

W

Wraith/Espectro - Joe Hill y Paul Wilson III

X


Y


Z
Zombi D'Or. Ciudad de Vacaciones - Fernando Polanco
Zombies de Leningrado - Javier Cosnava
Zombies de Leningrado 2. La Perspectiva del Caníbal - Javier Cosnava
Zombies Don't Cry - Rusty Fischer
¡Zombifícalo! - VV.AA.
Zona Catastrófica - Antonio Sánchez Vázquez

0-9

11,4 Sueños Luz - Nicholas Avedon
13 Escalofríos - Inmaculada Martín del Campo

miércoles, 9 de marzo de 2016

CICLO MUNDODISCO de Terry Pratchett I: EL COLOR DE LA MAGIA.



Y sin querer proponérnoslo, ya hemos llegado a Marzo. Un mes que hace algún tiempo no nos diría mucho, pero que desde el 2015 ha adquirido un sentido de pésame para los que disfrutamos de la fantasía y la literatura en general. El día 12 de Marzo del pasado año nos dejó uno de los mas grandes maestro de la literatura, pero Terry Pratchett también nos dejó un legado basto e imprescindible para conocer el género fantástico donde destaca, como no, la saga Mundodisco en el que la magia, el talento, personajes inolvidables, la crítica social y grandes dosis de humor se mezclan para ofrecer al lector una experiencia inigualable en cada título.



En este blog apreciamos la literatura de calidad (Que si, lo juro) y es por ello que quiero de algún modo, rendir homenaje a uno de los máximos responsables para muchos de que no haya día que no tengamos un libro en nuestras manos y una nueva historia en la mente, ¿Y qué mejor manera que releyendo toda la saga de Mundodisco?

Vale, admito que el principal motivo de esta iniciativa es el placer personal de volver a vivir las aventuras de Rincewind, La guardia, las brujas, la Muerte, etc. aunque este tipo de repasos puede motivar también al publico y convencer al indeciso de no esperar ni un segundo más a adentrarse en los maravillosos parajes descritos por Sir Pratchett.

Y no, mi intención no es leerme de una sentada y de seguido toda la saga, ni estoy diciendo que las próximas 41 reseñas van a ser única y exclusivamente sobre novelas de la saga. Entre lectura y lectura iré añadiendo un capítulo nuevo a este especial. Y puede que tarde seis meses, o un año, o dos, y puede también que una reseña sea cortita y otra más extensa, porque claro, no vamos a hablar de un estilo narrativo y una prosa que en su mayor parte es constante, sino que prefiero centrarme en el argumento, curiosidades, personajes o significados. Lo importante es hacerlo y, bueno, no tengo ningún otro sitio a donde ir. Así que adelante.




Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

CICLO MUNDODISCO de Terry Pratchett I: EL COLOR DE LA MAGIA.

En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaricioso y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que sólo existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios...


Si se formara el caos mas completo, este tipo se subiría a una colina bajo una tormenta de truenos, con una armadura de cobre empapada gritando "¡Todos los dioses son unos bastardos!"

Dicen que cuando llegas a cierta edad o cuando lo has pasado muy mal o crees que ya lo has visto todo, uno deja de soñar. La aparición, allá en 1983 de EL COLOR DE LA MAGIA dio a mucha gente la llave para abrir una puerta que llevaba a esos sueños perdidos, a esa fantasía que uno creía perdida u olvidada. Quién diría por aquel entonces que un libro de apenas 300 páginas iba a ser el nacimiento de un río de tinta que cubriría miles de ellas con historias ambientadas en el mismo mundo. Y es que estamos hablando de un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que a su vez se sostienen en el caparazón de Gran A´Tuin la tortuga celestial. Con ese panorama todo es posible.

Y Terry Pratchett así lo hizo. EL COLOR DE LA MAGIA es puramente una novela de aventuras que parodia tanto el género fantástico que tan en auge estaba en aquellos años (y actualmente) e incluso temas como los multiversos o las paradojas temporales tan propias de la ciencia ficción. Pero no lo hace riéndose y burlándose de sus raíces, sino que se las lleva de copas para acabar todos borrachos y cantando a viva voz. Magos, guerreros que salen indemnes de cualquier reto, asesinos implacables, criaturas mágicas e inventos inverosímiles se convierten en una constante desde el primer libro, creando un mundo tan alejado y a la vez tan cercano al nuestro, puesto que serán tan abundantes los guiños al mundo real que uno no sabrá si reír, o pararse a reflexionar.

Rincewind protagoniza la primera aventura de Mundodisco, un mago bastante peculiar, aunque no en lo referente a sus habilidades mágicas. Conocí a este  personaje antes de leer cualquier novela de la saga, y ya en el videojuego que protagoniza y que surgió basado en las novelas se muestra como un ser entrañable a la vez que desesperante, de lógica divertidísima y que parece tener un imán de potencia industrial para los problemas.
Por supuesto, no estará solo. Aparte de numerosos habitantes de la ciudad de Ankh- Morpork (desearéis volver siempre) y Dosflores, el primer turista del Mundodisco, encontraremos personajes que terminarán convirtiéndose en figuras principales en otros títulos, como por ejemplo el patricio de la ciudad al que aun no podemos ponerle nombre, la Muerte (si, ese esqueleto encapuchado con gusto por las guadañas), los dioses que vigilan a todos los seres desde el centro del mundo, o ese azote mortal, esa mala bestia indomesticable, esa maquina de matar sanguinaria que es... el Equipaje.

EL COLOR DE LA MAGIA no se centra en un objetivo concreto, salvo el deseo de sobrevivir a todo lo que le viene encima al pobre Rincewind, sino que es un viaje introductorio a través del personaje principal de la novela: El Disco, En las páginas del libro descubriremos el peculiar funcionamiento de la magia, algo de historia antigua y creencias (como el debate sobre el destino al que nada por el espacio Gran A´Tuin o incluso su sexo). Conoceremos a las gentes que habitan en él. Sus deseos, motivaciones y miedos y, en definitiva, a través de una sucesión de situaciones y aventuras, funcionará a modo de introducción sobre algo que siempre, siempre da para algo nuevo. Así que, en definitiva, estamos ante lo que muy adecuadamente podría definirse dado el argumento principal, una guía turística para novatos, un avance, o preview para el que se decida a continuar el viaje.

Cabe mencionar también que el desarrollo de la novela debe mucho a la casualidad, al factor fantástico y de lo inverosímiles que pueden terminar siendo los acontecimientos por su causa. Si lo comparamos con cómo va a evolucionar el estilo y aspectos fundamentales que querrá resaltar el autor en títulos posteriores, aquí, el uso del humor absurdo a veces resulta desenfrenado  e incluso es usado como herramienta para solucionar callejones sin salida y unir elementos que en un principio resultaría imposible casar con el objetivo de la continuidad de la historia o la supervivencia de sus protagonistas, (¿Recordáis el oportuno ataque al corazón del dibujante del monstruo de Los Caballeros de la Mesa Cuadra de los Monty Phyton?, Grandes recuerdos que rememoraréis en muchas escenas de la saga de Mundodisco).

EL COLOR DE LA MAGIA es el primer capítulo de una de las sagas más disfrutables, únicas e inolvidables de la fantasía. Una saga que, aunque haya dejado de escribirse, nunca caerá en el olvido, y de hacerlo, sería porque el mundo decidiera que tampoco vale la pena disfrutar tanto de la vida.